Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¡Ay Carmela! / Producciones Come y Calla

Ay Carmela
Sábado 7 de abril, 20.30h - TEATRO
Duración aprox.: 75´

¡Ay, Carmela! Es un canto a la supervivencia, a la dignidad del ser humano, un suspiro, un dolor encerrado en un “Ay”, es una historia contada desde los ojos de Paulino, un muerto en vida que necesita aferrarse a la idea de que la aparición de Carmela, una muerta que vuelve a la vida, es real y que el espectáculo debe continuar sea como sea.

Nuestro deseo es poder sumar algo nuevo que decir a un texto, que de por sí, es de una gran belleza y una grandeza que lo ha convertido en un clásico de nuestra dramaturgia contemporánea.

Butaca: 18€ / Entresuelo: 15€ / General: 10€
Intérpretes:
Cristina Medina
Santiago Molero


Dirección Fernando Soto
Escenografía Mónica Bromello
Vestuario Chary Caballero/ Oscar Armendariz Lucarini
Iluminación Felipe Ramos
Composición musical Mariano García
Teatro Jovellanos
Dirección Estamos también en C/ Cabrales, 82 - 33201 Gijón (Asturias) GijónAsturias
Teléfono 985 182 929
Fax 985 182 939
Correo electrónico info@teatrojovellanos.com
Horario (Oficina)Lunes a Viernes: 9:30-14:30h. y 17:30-20:30h. Taquilla: 12:00-14:00h. y 17:30-20:30h.
Localización

Descripción

Autor: El arquitecto fue Mariano Marín Magallón y en 1939 acometió las obras de restauración José Mª Mendoza y Ussía.

Fecha: 1899.
 
Junto a las viviendas que lo rodean, se enmarca en un estilo ecléctico-historicista. Se distinguen dos partes en la composición: una arcada de pilastras decoradas con trofeos alegóricos que se extienden por toda la superficie hasta la altura de los cuerpos laterales, y un piso superior a modo, de remate, en el que se abre una galería que soporta una amplia cornisa moldurada. El proyecto original fue bastante reformado en la restauración de 1939. Asimismo, en la década de los 90 se llevó a cabo obras de restauración que permitieron recuperar el Teatro para la ciudad.